Frigorífico y Congelador Náutico

Frigorífico y Congelador Náutico

Navegar en verano es una de las mejores experiencias que cualquier persona puede vivir. Acercarse a una cala, darse un buen baño o acercarse hasta la costa para bucear un rato, sencillamente es una vivencia inolvidable, pero cuando se recorrerán grandes distancias o se irá visitando varios puntos, hay que tener algún mecanismo para mantener agua y bebida fría a bordo, ya que el calor será de verdad apremiante en cubierta y una buena bebida fría sirve para sobrellevar mejor el clima.

Frigorífico y Congelador Náutico

Frigorífico y Congelador Náutico

Por esta razón, ante la neesidad latente de buenos sistemas para mantener bebida, ensaladas y otros elementos fríos a bordo, cada vez hay más ofertas de frigoríficos náuticos. Hoy queremos recomendarte el excelente frigorífico y congelador que te ofrece en oferta https://tienda-nautica-online.com/

Un  frigorífico con revestimiento interior de acero inoxidable y plástico inferior. Su temperatura puede ir de 10° a -12 ° c. Puede ser equipado con correderas laterales o instalado como un cajón. Con una tapa dividida en medio , se extrae completamente para abrirlo.

Por supuesto, hay que recordar que estos frigoríficos son para barcos que realizarán viajes importantes y con cierta duración, para ir de una costa a otra en un viaje que apenas lleve un día, quizás sea suficiente con un conservador o nevera plástica de las más pequeñas.

Al momento de escoger el sistema que usaremos para mantener bebidas y comidas frías a bordo la duración y tipo de viaje acostumbrado del barco es el primer elemento a tomar en cuenta, pero también la fuente de energía de la cual disponemos. No es lo mismo poder conectar la nevera a un enchufe en un barco a motor que está produciendo electricidad de forma constante y recargando sus baterías o incluso ofreciendo 220 voltios de corriente gracias a un grupo electrógeno o generador, que a un velero que en travesía navega a vela y pondrá el motor en marcha un par de horas para cargar las baterías. La fuente energética de la que la nevera debe nutrirse debe estar clara y resuelta desde un principio.

Lo más importante siempre será mantener una temperatura razonable, no debemos usarlo como congelador, al máximo de su capacidad de enfriamento, si ello no es necesario, siempre que sea posible mantener las bebidas y comidas a buena temperatura sin forzar el máximo del aparato así deberá hacerse.

Por último, una recomendación extra. Al adquirir este frigorífico, conviene probarlo con al menos la mitad de la capacidad que tenga en bebida y comida, nunca es conveniente llenarlo ni llevarlo casi vacío, el término medio nos permite controlar mejor el funcionamiento y rendimiento del mismo.